Fabricantes

Cestas de Navidad Gourmet personalizadas

Cestas de Navidad Gourmet personalizadas

Porque un buen gourmet sabe lo que quiere, desde nuestra tienda online de productos gourmet internacionales, te invitamos a que seas tú quien diseñe tu propia Cesta de Navidad, con los productos que mejor se adaptan a tus necesidades y a las de los tuyos.

Tu Cesta de Navidad personalizada

Multitud de tiendas presentan sus cestas ya elaboradas con exquisitos productos seleccionados para regalar en estas fechas.

Quizá esta opción sea más cómoda pero también es más impersonal.

Nosotros preferimos que tú elijas, decidas y crees tu propia Cesta de Navidad, en función de quien sea su destinatario.

¿Acaso regalas lo mismo a un familiar que a alguien que trabaja contigo? ¿Eligirías lo mismo para un amigo al que quieres agradecer su amistad, que a un empleado que ha hecho un gran trabajo durante el año?

Tú mejor que nadie sabes los gustos de tus seres queridos. Lo que buscamos es que plasmes tus sentimientos y personalidad en ese regalo en forma de Cesta de Navidad.

Por eso te damos la opción que hagas tú mismo la selección de esos productos que ilusionarán sin duda a quien los reciba: foiesconservas gourmet, salsas para acompañar los platos navideños, el increíble shiitake, licores genuinos, cervezas para coleccionistas, vinos espectaculares, champagne de lujo y como no, nuestra maravillosa sidra francesa.

No te preocupes porque te lo vamos a poner muy fácil.

¿Cómo puedes elaborar tu Cesta de Navidad?

El proceso es como el de compra habitual pero indicando que se trata de una Cesta de Navidad. 

1- Elige tú mismo los productos que te gustaría incluir en tu Lote de Navidad, añadiéndolos al carrito.

2- Haz el pedido de forma habitual.

3- Tan sólo tienes que indicarnos en 'observaciones' que se trata de una CESTA DE NAVIDAD. De esta manera:

Cuando llegues al paso 3. de confirmación de dirección, hay un cuadro de comentarios en la parte inferior. Anota CESTA DE NAVIDAD junto con las observaciones que quieras añadir.

proceso

4- Listo! Te preparamos tu lote navideño.

Así de sencillo.

Hasta aquí la parte práctica del asunto.

Pero sabes lo aficionados que somos a indagar para informaros sobre la historia y significado de cada tema que os presentamos. Esta vez no va a ser menos. Aquí os dejamos unas cuantas curiosidades sobre la costumbre de las Cestas de Navidad.

El origen de las Cestas de Navidad: Roma

Muchas veces pensamos que ciertas costumbres que conservamos, son típicas de nuestra cultura.

Una tradición arraigada en estas fechas es la de obsequiar a clientes, empleados, familiares o amigos con una cesta llena de alimentos y bebidas. Es la famosa y esperada “Cesta de Navidad”.

Bien. Pues esta costumbre, se remonta a la época romana. Era conocida como la sportula, porque venía en una cesta de esparto o de mimbre. Con el tiempo, la palabra sportula  se convirtió en el sinónimo de regalo o recompensa.

En el mes de Diciembre, existía una sportula muy importante que coincidía con Saturnalia, en honor de Dios Saturno y que se celebraba con sacrificios y un banquete público.

Esta fiesta era muy apreciada por el pueblo y se festejaba a lo largo de varios días hasta el 25 de diciembre.

Durante estas fiestas, las casas se decoraban con plantas y se encendían velas. Los romanos hacían regalos a amigos y familiares, intercambiando las sportulas con olivo, laurel, higos secos y otros alimentos.

El nacimiento del Sol Invictus simbolizaba el final de un período oscuro y el comienzo del período de luz, coincidiendo con el solsticio de invierno y el inicio de los días más largos.

sporula

Celebración de Saturnalia y sporulas en Roma

Con la caída del imperio romano, muchas de sus costumbres se perdieron o fueron reemplazadas.

En la actualidad, el 25 de Diciembre, día de Navidad, la Iglesia cristiana celebra el nacimiento de Jesús de Nazaret.

Igual que antaño, hoy también estas fechas, nos animan a ofrecer regalos para mantener y reforzar  los lazos que hemos creado.

Pero no fue hasta finales del siglo XIX cuando se generalizó la costumbre por parte de algunos organismos gubernamentales primero y las empresas privadas, más tarde, de obsequiar a los empleados con toda una serie de lotes de Navidad llenas de los productos típicos navideños.

Dar una cesta con buenos alimentos es una práctica más antigua de lo que podría parecer. Ha cambiado de reflejar las buenas relaciones entre clase alta, media y baja en la antigua Roma a, actualmente,  ser plenamente aceptado por la sociedad.

Ojalá esta bonita costumbre se siga practicando. La generosidad en un detalle con los más queridos.

¿Tienes ya pensada la tuya?

No olvides que estamos aquí para ayudarte a hacerla realidad. Nos puedes consultar, aclararemos tus dudas y te daremos ideas.

Regala sabor, regala sensaciones.